Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

¿Cuál es la temperatura recomendada para la calefacción?

¿Cuál es la temperatura recomendada para la calefacción?

Ese misterio aún sin revelar por el ser humano que tantísimas discusiones provoca en las casas y sobre todo en oficinas.

Una mala decisión puede no sólo multiplicar el importe de la factura de final de mes si no que además es peligroso para nuestra salud y dañino para el medio ambiente.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la energía determina que una temperatura recomendable para la calefacción durante el día en estancias cerradas se sitúe entre 19º y 21º.

Si bien es cierto que la sensación de confort es distinta en cada individuo y lo que para uno 21º puede ser suficiente para otra persona puede tener una sensación térmica de frío o incluso de calor, la temperatura saludable siempre será la que no sobrevenga un cambio brusco entre el interior y el exterior provocando cambios de temperatura también en nuestro cuerpo y por lo tanto haciéndonos vulnerables a las enfermedades.

Además, lo ideal durante la noche es bajar un par de grados en nuestro termostato puesto que el exceso de calor no ayuda a nuestro descanso.

Debemos tener en cuenta que por cada grado más de temperatura incrementamos un 7% del consumo de energía

La temperatura recomendada para la calefacción

 

Ese misterio aún sin revelar por el ser humano que tantísimas discusiones provoca en las casas y sobre todo en oficinas.

Una mala decisión puede no sólo multiplicar el importe de la factura de final de mes si no que además es peligroso para nuestra salud y dañino para el medio ambiente.

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la energía determina que una temperatura recomendable para la calefacción durante el día en estancias cerradas se sitúe entre 19º y 21º.

Si bien es cierto que la sensación de confort es distinta en cada individuo y lo que para uno 21º puede ser suficiente para otra persona puede tener una sensación térmica de frío o incluso de calor, la temperatura saludable siempre será la que no sobrevenga un cambio brusco entre el interior y el exterior provocando cambios de temperatura también en nuestro cuerpo y por lo tanto haciéndonos vulnerables a las enfermedades.

Además, lo ideal durante la noche es bajar un par de grados en nuestro termostato puesto que el exceso de calor no ayuda a nuestro descanso.

Debemos tener en cuenta que por cada grado más de temperatura incrementamos un 7% del consumo de energía por lo que si deseamos ser eficientes debemos mantener la temperatura ideal.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código