logo
Todo lo que debes saber sobre la vida útil de un microondas
19 Feb

El microondas fue inventado por accidente hace más de 70 años. El ideólogo de este pequeño electrodoméstico ya tan típico en millones de hogares, fue un ingeniero que estaba probando un magnetrón de grado militar y descubrió que se había derretido un bocadillo que llevaba en el bolsillo. Desde aquel instante hasta ahora, el microondas ha evolucionado muchísimo, incluso en lo relativo a su vida útil.

En 1947 se ponía a la venta el primer microondas en EEUU con un valor de algo más de 2.000 dólares. Era el primer modelo doméstico eso sí solo apto para cocinas enormes. El actual tamaño de los microondas no llegaría hasta finales de la década de los 60. Hoy en día el microondas es una alternativa segura a otros electrodomésticos de mayor tamaño en nuestra cocina y su precio varía según la marca y la funcionalidad pero ¿cuánto nos puede durar? La gran pregunta…

Un microondas de gama media dura aproximadamente siete años con un uso normal, y aún menos con un uso intensivo y un mantenimiento deficiente. Una familia numerosa puede necesitar reemplazarlo cada cuatro o cinco años a medida que se vuelve más dependiente de su uso para calentar bocadillos, restos de comida o para descongelar comidas. Esta vida útil se puede acortar aún más si se colocan elementos incorrectos en el interior, lo que puede causar daños irreparables o riesgos de incendio.

Señales que te debe empujar a comprar un microondas nuevo

Una cosa debes tener en cuenta, en algún momento será necesario reemplazar tu microondas, pero hay una serie de situaciones en las que una reparación puede ser la opción más rentable. Eso sí ten muy en cuenta las señales que te indican que necesitas reemplazarlo

Los tiempos de cocción no funcionan. Si tus alimentos se cocinan demasiado rápido o demasiado lento, prueba la potencia colocando una taza de agua dentro y enciende el microondas durante dos minutos. Si el agua no está muy caliente cuando la saques, puede ser el momento de reemplazarlo por otro.

La junta de la puerta está rota. El sello de la puerta es una característica de seguridad importante clave para contener bajos niveles de radiación. Si ésta no se enciende cierre o lo haga de manera deficiente puede hacer que tu microondas ni vaya.

Problemas con el teclado. Si uno o más botones del teclado no responden, puede obstaculizar significativamente la funcionalidad de tu microondas. Si una buena limpieza no resuelve el problema, necesitas una reparación o comprar un microondas nuevo.

Un microondas viejo. Si tu microondas se acerca a la marca de los 10 años, piensa reemplazarlo por una nueva unidad de bajo consumo. Es momento de que el viejo microondas pase a mejor vida.

Olores extraños. Un olor a quemado, a humo o chispas son una señal de que algo anda mal y debes apagarlo inmediatamente, desconectar el microondas y pensar en comprar un nuevo.

En tu mano esta también ayudar a alargar la vida útil de tu microondas. Por ejemplo: asegúrate de que haya una circulación de aire adecuada alrededor del microondas; usa un protector contra sobretensiones para proteger los componentes eléctricos; evita colocar objetos metálicos dentro del microondas; usa un jabón suave y agua para limpiarlo -eso sí desconectado-; y no enciendas el microondas cuando esté vacío. ¡Toma nota!